Cambio de marca digital: 10 errores que no debe cometer por segunda vez

1

¿Está considerando la revitalización de la marca o el cambio de marca de su producto, servicio o negocio? ¿Tu marca tiene un bajo rendimiento? ¿O su marca ya no llega a su público objetivo de manera adecuada?

Si siente la necesidad de revitalizar su marca, no debe pasarla por alto y debe tomar medidas serias para relanzar su negocio en esta era digital. Sin embargo, dicho esto, todas las marcas deben adoptar una nueva apariencia y sincronizar su visión y misión con las tendencias cambiantes del marketing.

Nunca tendrás una segunda oportunidad para causar una primera impresión.

–Will Rogers

¿Qué es el cambio de marca?

El cambio de marca es el proceso de dar una sensación completamente nueva a su producto o negocio establecido. Es una estrategia para conservar sus competencias básicas y diferenciarse de sus competidores. Su ‘identidad de marca' es la combinación rica y dinámica de atributos visuales, verbales y sentimentales que hablan de quién es usted y lo que hace y precisamente en qué actividades participa. La forma en que su marca influye en su público objetivo y la forma en que un individuo siente y reacciona hacia una marca establece una fuerte ‘percepción de marca'.

Desde el activo básico como el membrete hasta la forma en que se empaqueta y comercializa su producto, los sitios web, el material impreso (folletos, volantes), las tarjetas de presentación y la presencia en las redes sociales, todo se une para desarrollar su estrategia de marca y brindar una visión holística. al consumidor

¿Cuál es la necesidad de cambiar la marca?

Los conceptos de cambio de marca deben girar en torno a sus objetivos de marketing y hacerles justicia, y deben ser una forma segura de forjar una forma viable de lograr una mayor participación de la audiencia.

  • El sitio web y la identidad de marca de una empresa deben conectarse con los clientes en un nivel emocional y ayudar a mejorar el recuerdo de la marca. Sabe que necesita cambiar la marca de su producto o servicio cuando sus consumidores no pueden conectar su producto con la empresa.
  • Para recuperarse de la desaparición de la prominencia, la reducción del ROI y el deterioro de las ventas, ya es hora de que revise sus estrategias de marca y arregle las lagunas. Las ideas de cambio de marca que rejuvenecen su presencia en línea cautivan al usuario.
  • Los patrones inconsistentes en la forma en que los diferentes clientes perciben su empresa exigen una nueva identidad renovada que aclare las percepciones y transmita un mensaje unificado sobre la visión y la misión de la empresa. Si el mensaje de su marca no articula su oferta con la suficiente claridad, probablemente necesite revitalizar su marca.
  • Con el cambio de marca, cuando se desarrolla y posiciona estratégicamente, ofrece una forma de progresar sostenida, lo que le da a la empresa la ventaja de cobrar una prima de su elección.
  • Los ataques de la competencia tampoco le causan ningún daño cuando el posicionamiento de su marca y su marca están en el lugar correcto.

La evolución de la marca es una herramienta de marketing inteligente que ayuda a que su marca siga siendo relevante con su producto o servicio. Mientras que algunos lo logran sin esfuerzo, otros tienen que enfrentarse a las críticas y revisar sus estrategias de marca. Para asegurarse de que su próximo cambio de marca tenga éxito; evite estas trampas comunes y errores notorios de cambio de marca que pueden costarle una gran cantidad de esfuerzo y dinero a largo plazo.

1 Cambio de marca sin el elemento de investigación

Al considerar relanzar su marca, debe evaluar por qué es necesario cambiar la marca. ¿Qué representa su marca sobre su empresa? La imagen de su marca debe estar en estrecha armonía con el lema de su empresa y, para ello, debe realizar una investigación de mercado exhaustiva y completa.

Un buen ejemplo de un fracaso de cambio de marca del que podemos aprender una lección es el de GAP. Cuando GAP trató de rediseñar su logotipo, resultó ser una gran decepción para el mercado objetivo, ya que la imagen de la empresa se vio muy comprometida por el cambio drástico en el diseño del logotipo. Siempre es deseable tratar de mantenerse al día con los tiempos actuales, pero una lección definitiva que aprender del desafortunado incidente de GAP es que el cambio de marca es un juego serio y definitivamente no hay atajos para ello. Se debe revolucionar la esencia de la empresa y no sólo la propia imagen de la empresa.

Los clientes están constantemente en el asiento del conductor y tanto los clientes actuales como los potenciales deben ser la inspiración a la hora de formular soluciones. Sus necesidades, deseos, preferencias y comportamiento del consumidor deben ser la base de su estrategia de marca. Su cliente puede hacer o deshacer su marca.

2 Ignorar brutalmente el valor de marca y la buena voluntad existentes

El cambio de marca ciertamente no significa que su valor de marca existente no tenga importancia o sea inútil. Debe evaluar con precisión si necesita una renovación total o solo un ligero ajuste en su campaña de marca. No tener en cuenta el valor de la marca existente puede ser muy perjudicial para la forma en que se ve y se percibe una marca. No necesita exagerar y simplemente seguir a la manada cuando un pequeño cambio hará lo necesario. Antes de emprender la importantísima tarea de revitalizar la imagen de su marca, es importante que lleve a cabo la investigación y verificación de antecedentes necesarias para evaluar las necesidades del mercado objetivo.

Sus clientes preexistentes son una combinación de clientes leales y desleales. Si no conserva el atractivo central de la marca, podría terminar perdiendo su valiosa participación de mercado frente a sus competidores.

3 La marca es mucho más que una simple pieza de logotipo o combinación de colores

El logotipo es representativo de la imagen y los procesos de su empresa. Sin embargo, muy a menudo una marca se confunde con sus símbolos físicos: el logotipo, el nombre de la empresa, la presencia física de un sitio web que presenta la empresa a los clientes o la cultura de la empresa. Rehacer el símbolo de la empresa no es la solución ideal para aliviar sus problemas, posiblemente también podría agravarlos.

Las marcas son una amalgama de elementos materiales e inmateriales. Público objetivo, preferencia y percepción del cliente, su experiencia con la naturaleza corpórea del sitio web, el efecto visual y la sensación del servicio al cliente brindado, los servicios minoristas y los entornos web y la forma en que se comunica el lema de la empresa al cliente.

Antes de cambiar el nombre de su empresa, por ejemplo, cambiar el nombre de la marca de ‘Ciplex' a ‘Coplex' era una decisión lógica para la empresa respectiva. Se llevó a cabo una gran cantidad de lluvia de ideas para decidir qué nombre de marca realmente destacaría y agregaría significado al negocio. El prefijo ‘co' se agregó a propósito para resaltar la creación conjunta con sus clientes y fomentar el trabajo en equipo y la asociación.

4 El cambio de marca cuenta una historia en sí mismo

El cambio de marca no es un proceso aleatorio, sino que se basa en una historia lógica bien tejida que penetra tanto en el entorno interno como externo. La historia del cambio de marca debe ser práctica y esbozar un escenario que haga justicia a la situación prevaleciente y la experiencia de marca establecida y la percepción del cliente.

El mayor logro radica en que está profundamente grabado en la mente de los empleados internos. Cuando adopten la identidad de la marca, la perpetuarán automáticamente y caminarán y hablarán de la marca todos los días, lo que se transmitirá al público objetivo. Cuanto más creíble sea la historia, más fácilmente se filtrará hacia abajo en la jerarquía y consolidará la imagen de marca tanto a los ojos del cliente como del empleado. La promesa que hace a los clientes debe ser entregable desde el departamento de recursos humanos al departamento de finanzas.

5 Branding interno V/s Contratación de un consultor de branding

Algunas empresas o agencias creativas prefieren que sus equipos creativos internos se pongan a trabajar para recrear y desarrollar un logotipo y una marca que hagan justicia a la visión y misión de su empresa. Esto hace que el proceso sea rápido y rentable. Sin embargo, ahora que lo pienso, desarrollar una marca internamente será un reflejo de los planes y percepciones internas en lugar de cómo el público objetivo ve su marca.

La contratación de consultores de marca externos ayuda a su empresa a agregar un elemento externo a su marca. Le brindará información valiosa sobre cómo un tercero ve su empresa y qué piensan sus clientes potenciales. Por lo tanto, siempre debe pensar en la subcontratación en lugar de hacer que el proceso sea personal y centralizado.

6 Estar limitado a su propia industria

¡Sí! Debe ofrecer una competencia dura a su competidor que opera en el mismo nicho, pero siempre puede inspirarse en varios mercados, que tienen incluso un poco de similitud. Las técnicas de marketing tienen que ver con la creatividad y eso se puede aprender de cualquier buen vendedor, independientemente del campo en el que operen.

Seguir religiosamente solo las tendencias de su industria puede limitar su visión y obstaculizar su crecimiento y no permitirle explorar nuevas vías. Al cambiar la marca, se recomienda encarecidamente que se mezcle con otros líderes del mercado y obtenga comentarios sobre lo que otras industrias están implementando con respecto a la atención y la experiencia del cliente. La innovación y la creatividad de diversas áreas pueden hacer maravillas en su estrategia de marca.

7 La idea errónea de que eres demasiado pequeño para cambiar de marca

Nunca eres demasiado pequeño para cambiar de marca. Puede ser una empresa nueva o un emprendedor, pero eso ciertamente no lo considera incompetente para la necesidad de rediseñar su estrategia de marca. A medida que los mercados evolucionan y se producen cambios en las preferencias de los consumidores, las marcas deben mantenerse al tanto de la competencia y mantener el atractivo y el interés y la participación de los clientes. Precisamente por eso, tienen que planificar el posicionamiento de su marca para que sus esfuerzos se dirijan en la dirección correcta. Una empresa, por pequeña que sea, eventualmente se convierte en algo sustancial. Llevar tu marca a un nivel completamente nuevo y redefinir tu existencia es lo que te diferenciará del resto.

8 Mala gestión y negligencia culposa

Omitir los conceptos básicos de la marca puede ser un gran error, ya que la forma en que agrega los toques finales a su sitio web, las herramientas de marketing y el entorno físico en el que opera es de suma importancia. La experiencia de marca está destinada a llegar a un punto bajo si no se tienen en cuenta todos los puntos de contacto con el cliente al diseñar su estrategia de cambio de marca.

Su equipo debe ser responsable y versado en conocimiento del mercado y habilidades de gestión de proyectos. La persona responsable de implementar de manera efectiva la estrategia de marca debe tener las habilidades y el intelecto necesarios para que el proyecto llegue a su destino.

El seguimiento es de suma importancia después de la implementación, ya que el servicio al cliente aumenta el compromiso, la satisfacción y la lealtad del cliente.

9 Una buena idea no necesariamente viene con un proyecto multimillonario

Obviamente, se requiere una inversión inicial para realizar cualquier tarea desafiante, pero ciertamente no significa que no se pueda lograr económicamente. Siempre hay una alternativa menos costosa para cada estrategia que es un producto de agencias de marca pequeñas pero muy talentosas, profesionales y personas internas extremadamente talentosas. A veces, los estudiantes universitarios altamente motivados o las empresas emergentes básicas pueden generar resultados que valen la pena.

10 La falta de autenticidad es el mayor error de marca

Debe ponerse en el lugar de su cliente y asegurarse de ver su marca desde su perspectiva. En pocas palabras, la autenticidad es el acto de ser fiel a quien eres. Sus clientes leales acérrimos también podrían cambiar a otra marca si no cumple su promesa. Nunca exagere demasiado lo que hace y haga promesas prácticas que sean más fáciles de cumplir y que tengan un elemento de humanidad en ellas. Confía en mí, verás cómo tus clientes depositan una confianza inquebrantable en tu marca y permitirás que las personas se relacionen con tu negocio. ¿Qué es mejor que ser llamado una empresa confiable que incluso podría ofrecer más de lo esperado? Convertir a las audiencias en defensores mediante esta estrategia no sería una sorpresa.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More