Los 10 imperios coloniales más poderosos del siglo XX

0

El siglo XX fue notable en la historia política, ya que fue el momento en que la mayoría de los países obtuvieron su independencia. También fue el siglo en el que se formaron instituciones globales como la ONU, el FMI y la OMC. Estas instituciones se volvieron más poderosas que cualquier nación o alianza de naciones. Antes de la formación de estas instituciones, el mundo estaba gobernado y controlado por unos pocos países que ejercían un dominio colonial sobre otras naciones. El gobierno y el control fueron de forma militar, política, económica y cultural. El siglo vio la formación, el ascenso y la caída de los imperios coloniales más poderosos que existieron en la historia reciente.

10 Imperio Austro-Húngaro


A principios de siglo, el Imperio Austro-Húngaro era la entidad política más grande de la Europa continental. Ocupó gran parte de Europa central que abarca casi 700.000 kilómetros cuadrados. Había 11 grupos étnicos principales en el imperio: alemanes, húngaros, polacos, checos, ucranianos, eslovacos, eslovenos, croatas, serbios, italianos y rumanos. Después de la Primera Guerra Mundial, el Imperio Austro-Húngaro se dividió en partes separadas y perdió casi el 75 por ciento de su antigua tierra, que luego se dividió entre Rumania, Checoslovaquia, Yugoslavia, Polonia e Italia. Austria y Hungría se dejaron deliberadamente débiles económica y militarmente para evitar que fueran una amenaza en el futuro.

9 Imperio italiano


Italia fue la última en unirse a la lucha por África y solo pudo tomar lo que otros habían dejado. Controlaba un territorio de aproximadamente 780.000 millas cuadradas y una población de más de un millón y medio. Sus principales colonias incluían Somalilandia, Eritrea y Libia. Libia era la más grande e importante de las colonias italianas. Italia también controlaba Rodas, Dodecaneso y una pequeña zona de Tientsin en China. La última adquisición italiana fue Albania en 1939. Después de la Segunda Guerra Mundial, los británicos se apoderaron de gran parte de la tierra italiana, lo que provocó el fin del imperio colonial italiano.

8 Imperio Colonial Alemán


Alemania tardó en adquirir colonias, pero aún pudo construir pequeños imperios. En África, Alemania adquirió Camerún, Tanzania, Namibia y Togo. También se aventuró en el Pacífico sur adquiriendo el noreste de Nueva Guinea, el archipiélago de Bismarck y grupos de islas del noreste como las Carolinas, Marianas, Marshalls, Samoa y Nauru. Además, se apoderó de una ciudad portuaria china: Tsingtau. Después de la Primera Guerra Mundial, Gran Bretaña se apoderó de sus diversas colonias, especialmente en África. Japón se apoderó de las tierras del Pacífico. El imperio colonial alemán terminó tras su derrota en la guerra y el Tratado de Versalles el 10 de enero de 1920.

7 Imperio Portugués


Los portugueses fueron los primeros europeos en reclamar territorio en el África subsahariana. Sin embargo, tenía un tamaño pequeño y una economía que se había visto debilitada por varios años de guerra. Sus colonias incluían Angola, Mozambique, Guinea-Bissau, Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe, Goa, Timor Oriental y Macao. En 1961 India tomó Goa de los portugueses y se convirtió en un estado indio. En 1974 hubo un nuevo gobierno en Portugal. Otorgó la independencia a Angola, Mozambique, Guinea-Bissau, Santo Tomé y Príncipe, Cabo Verde y Timor Oriental en 1975. Macao fue el último país en abandonar el imperio cuando fue entregado a China en 1999.

6 Imperio Otomano


El Imperio Otomano había controlado gran parte de Oriente Medio y el norte de África desde principios del siglo XVI. Tenía su sede en Constantinopla (más tarde rebautizada como Estambul), Turquía. Al comienzo de la Primera Guerra Mundial hubo una revuelta de una población del imperio y los rebeldes consiguieron el apoyo de Gran Bretaña y Francia para luchar contra el gobierno del imperio. Después de la guerra se firmó un tratado entre los Aliados de Guerra y el Imperio Otomano. Desde el tratado, Francia y Gran Bretaña poseían Siria, Líbano, Palestina, Jordania e Irak. Los griegos tomaron el control del este de Tracia y ‘Jonia’ (Anatolia occidental) mientras que los italianos tomaron las islas del Dodecaneso y una zona de influencia en el suroeste de Anatolia. A los armenios se les dio un estado independiente que era gran parte del este de Anatolia. El imperio terminó oficialmente el 1 de noviembre de 1922, cuando Turquía fue declarada república.

5 Imperio de Japón


Entre 1868 y mediados del siglo XX, Japón había creado un enorme imperio que se extendía desde Alaska hasta Singapur. Por lo tanto, controlaban tanto territorio y tanta gente como cualquiera de las grandes potencias de Europa. Esto incluyó: Corea, China, Taiwán, Manchuria, Shandong, toda la costa de China, Filipinas y las Indias Orientales Holandesas. Al ser parte de los aliados victoriosos en la Primera Guerra Mundial, a Japón se le concedieron los territorios coloniales asiáticos de Alemania. Consistían en Tsingtao, en la península china de Shantung, y las islas anteriormente controladas por los alemanes en Micronesia. La búsqueda de Japón por más tierras en China y su pacto tripartito con Alemania e Italia llevaron a la Segunda Guerra Mundial. Japón perdió y entregó las colonias en 1945.

4 Imperio francés


En el momento de la Segunda Guerra Mundial, el imperio francés era el único imperio mundial comparable al de los británicos. Cubrió más de cinco millones de millas cuadradas con una población de 65 millones. Francia tenía más de 15 colonias en África. En el sudeste asiático, los franceses tenían el poder sobre Indochina. En el Pacífico, Francia mantuvo a Tahití y varios grupos de islas, al igual que en el Caribe. Después de la Primera Guerra Mundial ganó Siria y Líbano de los otomanos y partes de Togo y Camerún de los alemanes. El imperio colonial francés comenzó a desmoronarse durante la Segunda Guerra Mundial, cuando varias partes de su imperio fueron ocupadas por otras potencias como Japón, Gran Bretaña, Estados Unidos y Alemania. Muchas colonias francesas obtuvieron la independencia entre las décadas de 1950 y 1960.

3 Imperio Ruso


El Imperio Ruso se extendía desde el Mar Báltico y Europa del Este hasta el Océano Pacífico. Controlaba aproximadamente una sexta parte de la masa terrestre de la Tierra y tenía una población de aproximadamente 128 millones de personas. Tenía el ejército más grande de Europa de 1,5 millones de hombres y podía aumentar cuatro o cinco veces cuando se llamaba a reservistas y reclutas. La Primera Guerra Mundial fue una de las principales causas del colapso del Imperio Ruso. Millones de personas murieron, las industrias colapsaron y hubo hambre. La guerra también cambió el mapa de Europa, lo que llevó a Rusia a perder el control de Polonia, Finlandia, Lituania, Estonia y Letonia. El líder en ese momento Nicolás II fue derrocado por el Partido Comunista que estableció la Unión Soviética.

2 Unión Soviética


También conocida como la Unión de República Socialista Soviética (URSS), la Unión Soviética surgió después de la Revolución Rusa de 1917. La unión tenía control sobre una sociedad multiétnica que era más grande que la del Imperio Ruso. También tenía un poder militar mayor. La Unión experimentó una industrialización masiva que la llevó a convertirse en una superpotencia mundial. Fue en la década de 1980 cuando hubo frustración por una mala economía y liderazgo que desencadenó una serie de movimientos independentistas. Los estados bálticos de Estonia, Lituania y Letonia fueron los primeros en declarar su independencia. Luego, en diciembre de 1991, Ucrania, la Federación de Rusia, Bielorrusia, Armenia, Azerbaiyán, Kazajstán, Kirguistán, Moldavia, Turkmenistán, Tayikistán y Uzbekistán se separaron de la unión. Georgia fue el único país que quedó aunque se fue dos años después.

1 Imperio Británico


En su apogeo en 1920, el Imperio Británico fue el reino oficial más grande del mundo. Controlaba 14 millones de millas cuadradas de territorio, que era aproximadamente una cuarta parte de la superficie terrestre. Tenía territorios en todos los continentes y gobernaba entre 400 y 500 millones de personas estableciendo una posición dominante en los asuntos globales. La principal razón atribuida al dominio de Gran Bretaña fue su avance industrial y la innovación tecnológica. En la segunda mitad del siglo XX, muchos países obtuvieron su independencia de Gran Bretaña. El declive en su superioridad se atribuye a la Segunda Guerra Mundial, donde había acumulado una gran cantidad de deuda y ya no podía mantener ni permitirse un imperio, y al crecimiento de Estados Unidos y Rusia, que ahora se habían convertido en las superpotencias mundiales.

Escrito por: Dave Ngash

Fuente de grabación: www.wonderslist.com

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More